Monseñor Piris, Obispo de Lerida, es un Ladron




EL Obispo Piris, de Lerida, es un ladrón


lunes, 20 de abril de 2009

Los hijos que nunca se van

Los hijos que nunca se van

En la sociedad actual es muy común que uno o varios hijos adultos vivan con sus progenitores, sin tener demasiada prisa por tener su propia casa y emanciparse.

¿Por qué no se van? En algunos casos, la falta de independencia económica hace que los hijos tengan que quedarse en casa de sus padres, ya que no disponen de los recursos necesarios. El elevado precio de la vivienda, la inestabilidad laboral e incluso el desempleo, hacen mella en los jóvenes que desean abandonar el hogar familiar.

Otras veces, aunque el hijo tenga trabajo y un buen sueldo, no se independiza hasta el día de su boda. Y eso suele suceder cuando los hombres superan los 30 y las mujeres, los 28. Sin embargo, son mayoría los que por mucho que tengan trabajo, e incluso pareja estable, se sienten muy "a gusto" en casa de sus padres. La comodidad que aporta la casa de los progenitores ofrece muchas ventajas y pocos problemas.


Uno de los factores que actúa como freno en la emancipación de los jóvenes, es la enorme permisividad de la familia en lo que se refiere a costumbres y horarios. No se sienten presionados ni vigilados en exceso, por lo que pueden "soportar" esa falta de autonomía que supone vivir con sus padres. Y otra ventaja de vivir en la casa paterna es la posibilidad de ahorrar. Todo eso lleva a que, muchas veces, se oigan expresiones como "¿Para qué me voy a ir, si aquí vivo como un rey?"

Así, los hijos son verdaderos adultos con absoluta libertad, capacidad de decisión, ideas propias y una escala de valores que no necesariamente coincide con la de sus padres. Por eso, la relación anterior de obediencia entre el niño y sus padres, pasa a ser una relación entre iguales, en la que, por cierto, los padres ponen la casa, la comida, lavado de ropa y otras comodidades.

¿Qué hacer entonces? Es importante pensar lo que supone que el hijo siga viviendo en casa. Cómo lo acepta y vive cada uno de los miembros de la pareja, y si les limita en algún aspecto. El hijo tiene unos hábitos propios y no necesariamente hay que estar de acuerdo con ellos. Un paso importante es hacer que conozca lo que piensan sus padres de la situación.

¿Qué se les puede exigir? He aquí algunos puntos:

1. En el caso de que trabaje, se le podrá requerir cierto aporte económico para ayudar en los gastos del hogar.

2. Los padres deben exigir cierta cooperación en el hogar. Se le puede exigir que colabore en las tareas domésticas, que se implique en los quehaceres cotidianos.

3. Debe respetar los horarios de sus padres. El vive en casa de sus padres, por lo tanto, se tiene que amoldar al horario y no al revés.

4. Los padres deben marcar unos límites. En su casa tienen derecho a poner una reglas aunque su hijo sea adulto. De esta forma se evitará que el hogar sea una especie de "pensión" para el hijo, a la que se va a dormir y comer exclusivamente.

5. Su hijo sabe cuál es su forma de pensar, y si vive con sus padres, tendrá que aceptar unas normas mínimas como lo haría si viviera en otro lugar.

8 comentarios:

Javi dijo...

Yo con mi madre siempre y muy feliz.
Pasa por mi blog, tienes un premio.
Abrazos.

El emigrante dijo...

Yo no se los demas, pero en mi familia todos los que seguimos con nuestros padres lo estamos porque es imposible pagarse un piso...y mira que hay ganas, que en mi casa se da la mitad del sueldo para ayudar...:)

Un saludo.

CHOPINGO dijo...

Los hay emancipados,que les roban las ilusiones a sus padres,yo conozco un caso.
Una hija y un yerno.
Su madre y su padrasto,lo dieron todo:educación,casa...todo.
Cuando el padre murió,el valeroso don Juan y su esposa,le hacen la vida dorada a la vieja ( su madre ),y le dicen que su otro hijo es el diablo (sintetizando,simplemente fue que les vio el andar de la perrita).
Al día de hoy ,le chulean 35.000€ de paga,no aparecen ni a llevarla al medico....no todos los hijos son así,este que te comento tiene su casa,su mujer y su hija....tiene la vida social destrozada,pues esta pendiente de la madre y va a trabajar,gracias a su mujer. que compagina los horarios,cuatro vidas destrozadas (pero se que ellos lo hacen de corazón) por dos golfos.

Los padre,por ignorancia por creer que un hijo o un yerno es mejor que otro..por esas comparaciones ,como en el vídeo anterior,destrozan su calidad de vida y la de otros.

Te comento a groso modo,no hace falta estar viviendo en casa ,para seguir en casa.
Se lo que me digo,pues conozco bien el caso,es de alguin muy cercano.

julian dijo...

Yo vivo con mis padres por que con mi sueldo difícilmente puedo pagar un alquiler y comer,es decir hacer las dos cosas a la vez:).Pero siempre he ayudado en casa en todos los aspectos y mi relación con mis padres es buena y con mi madre muy especial(fuí el que más cerca estuve cuando enfermó de cancer).Aunque tuviera dinero suficiente para pagarme un alquiler no me iría sólo a vivir ya que odio la soledad.

BOIRA_A dijo...

Javi tu mafre te ha dehjado enhj libertad quiere que dehes de estas en sus faldas Aprovechalo Se lo feloz que eras con tu mafre pero tambien la ahobiabas
Gracia spor el premio

Un slaudo

BOIRA_A dijo...

Entiendo emigrantes El dinero no da para independeczarse y eso a la larga crea cierta tendion por parte d eunos u dde otros esto esmala planificacion po0r parte del hgoboerno

BOIRA_A dijo...

Es triste lo que cuentas pero es que esa señora bibe en la inopia y de deja sacar por quien menos la cuidan yu estan comn ella es ley de vida

BOIRA_A dijo...

Julian tu caso tristemente es algo muy comun y que adapatarse al medio antes que este nos como

ANIMO ENtalban NO REBLAR

Blog Hispanico

Enlance a Directorio maestro

Directorio de blog de España

Directorio de blogs en España