Monseñor Piris, Obispo de Lerida, es un Ladron




EL Obispo Piris, de Lerida, es un ladrón


viernes, 11 de septiembre de 2009

6 grandes “mentirijillas” del nacionalismo catalán.

6 grandes “mentirijillas” del nacionalismo catalán.

Estas elucubraciones y patrañas repetidas centenares de miles de veces en la tele, en la prensa y en todos los demás medios, a todas horas, con motivo y sin él, se han convertido en pseudo-verdades que han acabado por creérselas los propios inventores de la fábula. Y proceden en consecuencia.

Su fe absoluta en la existencia de una nación catalana con vida propia autónoma e independiente del resto de los pueblos que integran España en una sola e indivisible nación.

Mentirijillas estas, que muchos nacionalistas ya saben que lo son; pero las divulgan a diestro y siniestro, en un intento de que de tanto repetirlas se puedan asimilar como verdades (y ya decía Miguel de Cervantes Saavedra, “la falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde”).

Otros muchos (nacionalistas o no) no tienen ni idea de la verdad (aún), pero pobres de espíritu ellos, el solo hecho de creerlo a pies juntillas, parece darles ese respiro de creerse miembros de “una casta DIFERENTE”, merecedora de prebendas. ¡Cuánta ignominia!


I)- EL IDIOMA CATALAN ES MAS ANTIGUO QUE EL ESPAÑOL.
Falso.
Los aportes prerromanos son los correspondientes a la lengua española anteriores al siglo III adC: Los pueblos primitivos que vivían en la Península Ibérica y que sólo en parte los conocemos (íberos, celtas, vascos) y los que comerciaban con esta (fenicios, cartagineses y griegos).
El castellano en realidad nace en el norte, en lo que hoy es Cantabria.
El gallego-portugués es la lengua de la poesía lírica más antigua de la península.
Los primeros textos, quizás, que se conservan en castellano datan del siglo XI, son las Glosas Emilianenses y Silenses. (El primer texto conocido en catalán son las Homilías de Organyà (s. XII)
En el siglo XV se publica la primera gramática, "La Gramática" de Nebrija. (La primera gramática catalana data de 1918 y fue escrita por Pompeu Fabra)


II)- EN EL TRATADO DE CASPE DE 28 DE JULIO 1412, CASTILLA SE APROPIO DE SU “REINO...”
Falso. ...(Y reino que por cierto, no existió como catalán, jamás).
Prat de la Riba presentaba el acontecimiento como "la entronización de la dinastía castellana en la confederación catalano-aragonesa" mediante la "violación de las sagradas costumbres que regulaban la sucesión a la Corona" (entendía él de la doctrina catalanista...), como si hubiera sido una imposición castellana en vez de una decisión de las Cortes de la Corona de Aragón.

La sentencia de Caspe es la culminación de un proceso que dura tres años. Comienza con la muerte del infante Martín el Joven en Sicilia y pasa por los intentos del rey Martín I de resolver el vacío sucesorio, primero contrayendo un nuevo y apresurado matrimonio y luego, ante la imposibilidad de engendrar un heredero, reclamando a los parlamentos de los reinos de la Corona para que nombrara representantes expertos en derecho, que reunidos decidieran cuál de sus parientes tenía prioridad legal para ocupar el trono.

Los cinco candidatos eran: Jaime conde de Urgel, Luis de Anjou, Alfonso de Gandía, Fernando de Trastámara y Federico de Luna, hijo natural de Martín el Joven.

La concordia supone una aplicación práctica de la idea inicial lanzada por Martín el Humano. Toda la evolución de la normativa, a lo largo de muchos meses de negociaciones, ha sido dirigida por los aragoneses, e incluso en el tramo final, la elección de los nueve representantes, tuvo que ser el parlamento aragonés el que tomara la iniciativa. Los desacuerdos catalanes, que nombraron a 24 comisionados y estos presentaron 6 listas diferentes de 9 miembros (es decir, cuatro defendían cada lista), hizo que finalmente se aprobara la presentada por Aragón. De esta manera, a finales del mes de marzo se formó el equipo de los nueve compromisarios:

Por Aragón:

-Domingo Ram, obispo de Huesca, letrado de prestigio, cabeza del estament eclesiástico tras la muerte del arzobispo de Zaragoza. Hombre de Benedicto XIII (el Papa Luna, nacido en Illueca, Zaragoza).

-Francisco de Aranda. antiguo consejero de Pedro IV, Juan I y Martín I, aunque ahora estaba retirado en la Cartuja de Portaceli. Hombre de Benedicto XIII.


- Berenguer de Bardají, ribagorzano, letrado general del parlamento aragonés, perfecto conocedor del derecho y partidario acérrimo de la sucesión sin violencia.

Por Cataluña:

-Pedro de Çagarriga, arzobispo de Tarragona, doctor en derecho civil y canónico, presidente del estamento eclesiástico del parlamento catalán.

-Guillém de Vallseca, letrado general del parlamento de Tortosa, conocedor del derecho catalán; participó poco en los debates por su edad y achaques.

- Bernardo de Gualbes, representante de la burguesía barcelonesa, síndico y conseller de la ciudad, sabio en derecho, hombre muy ligado al mundo de las finanzas. Había actuado como embajador de Benedicto XIII en el concilio de Pisa de 1409.


Por Valencia:

- Bonifacio Ferrer, prior de la Cartuja de Portaceli, experto en derecho, hermano de Vicente Ferrer. Partidario fiel de Benedicto XIII.

- Vicente Ferrer, por su fama y virtudes era considerado como una suprema garantía de justicia y acierto en la resolución del pleito sucesorio. Tenía relaciones muy directas con Benedicto XIII.

-Giner Rabaça, caballero y doctor en leyes, había sido consejero de Pedro IV. Tras ser considerado inapto por padecer enajenación mental, fue sustituido por Pedro Beltrán, ciudadano de valencia, sabio en derecho.


Estos nueve hombres, que se comprometieron a ser justos y no dejarse llevar por sus simpatías personales, se reunieron en Caspe y a partir del 17 de abril se estudiaron los argumentos y escucharon las declaraciones de cada uno de los candidatos; analizaron la documentación antigua y los derechos de los territorios de la Corona, hasta llegar el 28 de julio, en que Vicente Ferrer dio lectura pública del fallo, al que se llegaba por voluntad de seis de los compromisarios: los tres aragoneses, los dos hermanos Ferrer por Valencia y Bernardo de Gualbes por Cataluña. (O sea, seis a tres, a esto en mi pueblo, se le llama democracia-y mayoría absoluta-.)

Así fue, pues, como un infante castellano, Fernando de Trastámara, alcanza la más alta potestad de la Corona de Aragón. No fueron sino los cimientos de lo que poco más tarde se consolidaría con el matrimonio de Fernando el Católico, nieto de infante castellano, e Isabel la Católica.


Así fue, sin ningún tipo de guerra ni invasión, como un rey castellano comienza a gobernar en Aragón, Cataluña y Valencia. De una manera exquisitamente diplomática, justa y respetable: reuniendo a los más sabios de cada reino en ese castillo caspolino defendido con estandartes cuatribarrados, y en democrática votación.


III)- CATALUÑA FUE REINO INDEPENDIENTE Y HOY ES NACIÓN.
Falso.

1ª.- Cataluña no cumple plenamente ninguna de las condiciones esenciales requeridas para poder ser considerada una nación según el concepto actual de dicha palabra.

2ª El pueblo catalán no tuvo ni tiene conciencia generalizada de su nacionalidad. Lo demuestra la Historia y, actualmente, lo demuestra el hecho de que en las elecciones, los partidos nacionalistas obtiene un total de votos insignificante en España, frente al de los sufragios no independentistas. (Ni siquiera dentro de la Comunidad Autónoma Catalana, serían mayoría en votar la independencia-y cabe recordar que no es Cataluña donde se decidiría la independencia; sino el conjunto de España, dado que es el pueblo español el que soberanamente estaría capacitado para decidir una hipotética recomposición del Estado, que afectaría a “todos”-a pesar del ingente dispendio económico y adoctrinamiento que lleva a cabo la Generalitat desde hace 30 años).

3º Se criticó mucho aquel "slogan" turístico, "Spain is different". Lo cierto es que el nacionalismo ha logrado que España sea diferente. No sabe claramente qué es España: si una nación federal (con varios estados), una nación de naciones (o regiones), un imperio...

4º La Historia demuestra que Cataluña con sus instituciones medievales, sólo funcionó bien durante la Edad Media. A partir del siglo XVI sus instituciones anacrónicas, caducas y oligárquicas fueron una rémora para la gobernabilidad y el progreso de Cataluña. Libre de sus Instituciones anacrónicas y de la oligarquía aneja a ellas (1714), Cataluña se puso a trabajar y, en menos de medio siglo, alcanzó el primer puesto entre las Regiones de España que parece comienzar a perder con sus despilfarros nacionalistas (ingente dispendio en televisiones públicas, policía propia, embajadas encubiertas, carísima imposición del idioma catalán, generosas subvenciones a organizaciones extremistas nacionalistas-Òmnium- etc. etc.).

5ª Tras siglos de convivencia con lengua, tradiciones, usos y costumbres (dignos del máximo respeto y encomio) se ha formado un pueblo con un carácter definido. Nadie discute que el pueblo catalán puede y debe tener afecto y apego a su pasado, a sus tradiciones, a su lengua, a sus usos y costumbres, a su modo de ser y de sentir (como los demás...). Nadie discute, hoy, que este pueblo puede y debe reclamar una autonomía administrativa. Esto es lo que constituye la doctrina política del "Regionalismo" bien entendido, basado en la "variedad en la unidad", principio que rechaza Prat de la Riba: "La varietat en la unitat no ens servira de res"

Es tan evidente que el catalanismo es fruto de la política que se da el caso de que catalanismo tiene la única acepción de "partido político que aspira a que Cataluña tenga cierta autonomía", mientras que los términos similares, tales como arabismo, anglicismo, italianismo, germanismo, galicismo, helenismo, etc., se refieren tan solo "a giros o modos relacionados con las respectivas lenguas".

De todos modos, hasta el inicio del siglo XX, es más el ruido que las nueces. El catalanismo representaba muy poco. José Pla dejó escrito:

"Els catalanistes eren molt pocs: cuatre gats. En cada comarca hi havia aproximadament un catalanista: era generalment un home distingit que tenía fama de guillat" (J. Pla. "Cambó ", 1928).

"Lengua y nacionalidad son una misma cosa".
La frase es de Prat de la Riba.

Si nos atenemos a este criterio sostenido por Almirall y Prat de la Riba, en el mundo tendrían que existir miles de naciones. Tantos como idiomas. Y, asimismo, los Estados Unidos, Australia, Irlanda, Inglaterra, Canadá serían una sola nación. Toda América del Sur y Centro, Méjico y España seguirían siendo una sola nación...

Cataluña no tuvo nunca autogobierno, ni las Cortes fueron colegisladoras. El sistema de gobierno establecido en la Corona de Aragón por Jaime I perduró, con ligeros retoques, hasta 1714. Su mecanismo lo sintetiza maravillosamente el historiador catalán y maestro de historiadores, Jaime Vicens Vives de este modo:

"En la cima, la monarquía y su corte: la paz, la guerra, la diplomacia, la justicia, la ley y las finanzas generales. Un peldaño más abajo, el gobernador general (llamado primero procurador): el primogénito, encargado de asegurar la justicia y la ley en nombre del monarca en el país donde éste no se hallaba momentáneamente. Más abajo aun, el portavoz del gobernador general, los oficiales encargados de representar al primogénito en la guarda del orden público y la administración de justicia. Y, más abajo, los funcionarios comarcales, veguers, batlles, otros tantos delegado de la procuración suprema regia"

"Este era el aparato del Estado. Al lado, conviviendo con él, aunque no sujeto a él, el aparato pactista de los respectivos territorios: las cortes, los municipios, los gremios, perfilado más adelante con las diputaciones del general"

Las cortes fueron siempre consultivas, con facultad de proponer, no de legislar. La diputación del general (que en nada se parece a la Generalitat) nació para recaudación de tributos y, a partir de 1421, se le encomendó "la custodia y defensa de la estructura constitucional ante cualquier extralimitación del rey y de las autoridades públicas" con la facultad de nombrar un representante cerca de la Corte para reclamar el respeto a la "legalidad", quiere decir, a la legalidad que protegía los derechos de la oligarquía, los fueros pactados con el rey (o chantajeados) no los derechos del pueblo que le tenía sin cuidado a la Oligarquía catalana.

Resumiendo: Nunca hubo autogobierno en Cataluña. La Diputación no tenía más poder ejecutivo que el derivado del cobro de tributos.


En primer lugar, hay que aclarar que del siglo XIV al XIX se llamó nación a docenas de pueblos y regiones de Europa. Ya en su crónica (siglo XIV) Muntaner llama nación a Provenza. Pero olvidan quienes así razonan que la palabra nación no tuvo hasta el siglo XIX el significado que le damos nosotros.

El contenido, el significado, puede variar totalmente con el transcurrir de los años. La palabra "universidad" en la edad media se aplicaba a lo que hoy llamamos "municipio". Retrete, significaba "habitación para retirarse", es decir "alcoba"; hoy significa letrina. "Trabajo", que para nosotros es un empleo, una obra, una ocupación, se llamaba así, a un instrumento de tortura o a un aparato para sujetar las caballerías. "Carrera", era el camino de carros. Y, así, podríamos seguir dando ejemplos.

Noción moderna de "nación" . El derecho político moderno define la nación como:

Una agrupación natural de personas destinadas a una vida común, por la unidad de territorio, de origen, de costumbres y de lengua, sometidos o no, a un mismo gobierno, teniendo conciencia generalizada de esta comunidad. Pero como la definición nos es suficientemente explícita, la misma ciencia política ha fijado los elementos esenciales constitutivos del moderno concepto de nacionalidad.

1º El natural: el territorio.

2º El etnográfico o unidad de raza.

3º El psicológico o comunidad de cultura, religión e idioma.

4º La conciencia nacional, es decir el sentimiento de unidad espiritual, creencia y fe en un común destino que brota de la Historia y es síntesis de todas las influencia antedichas, que se producen espontáneamente por la comunidad de antecedentes políticos, de costumbres y tradiciones y que es la señal inequívoca de haberse formado la unidad nacional. Resumiendo: que espontáneamente se ha producido un cuerpo político separado.

¿Cumple Cataluña esos requisitos?

1º El territorio. ¿Qué territorio? Para unos se trata exclusivamente de Cataluña, para otros de ese invento llamado los "Países Catalanes". Para Prat de la Riba la "vieja etnos ibérica". Desde Murcia hasta Provenza. Lo curioso es que Valencia, Baleares, el Rosellón rechazan ese proyecto colonizador.

2º El etnográfico. No existen caracteres distintivos apreciables en relación al resto de España, ni siquiera al resto de los latinos. Existen ciertas diferencias entre un catalán y un andaluz o un castellano, pero son diferencias de otro tipo, no raciales. Ni siquiera en ese aspecto, el catalán de pura cepa llega a un tanto por ciento mayoritario. No vale la pena entretenerse en la hoy desacreditada frenología que hizo furor en el siglo pasado.

3º El psicológico o comunidad de cultura, religión e idioma.
Nuestra Cultura (con mayúscula es europea, occidental, cristiana, mediterránea, latina e hispana. Las únicas diferencias con los pueblos vecinos, a parte las lingüística, son más bien costumbristas, es decir, folklóricas. No hace falta ni mencionar la religión que es la común de los pueblos y naciones del área.

4º La conciencia nacional.

La comunidad de lengua, costumbres y tradiciones han creado una unidad espiritual, una idiosincrasia catalana. Lo mismo sucede en cualquier comunidad local, comarcal o regional. Pero esa comunidad de lengua, costumbres y tradiciones no ha generado la "creencia y fe en un común destino que brota de la Historia".

"Por otra parte la Historia de Cataluña, no demuestra que Cataluña haya sentido en el pasado veleidades nacionalistas. La mayoría del pueblo de Cataluña desconoce su Historia y los que la conocen es a través de la Historia manipulada y tergiversada por el Romanaticismo, el catalanismo y el nacionalismo".


El inicio del proceso de formación de Cataluña se produjo con la Reconquista. No existe duda de que, propios y extraños, tenían conciencia entonces (siglos IX, X y XI de que la futura Cataluña formaba parte de Hispania. Carlomagno y sus sucesores respetaron en la Septimania y en la futura Cataluña el Forum Iudicum romano visigodo: "Caralemany i els seus immediats successors van crear un regim especial de privilegi, l'anomenat regim dels hispans. (Ferrán Soldevila en Historia de Cataluña).

Eginhard, secretario cronista de Carlomagno, se refiere repetidamente a la hispanidad de la futura Cataluña, con frases como: "Aquel mismo verano fue capturada Barcelona, ciudad de España" También el cronista Fontanelle se refiere a "Barcinonae, urbem Hispaniae".

Un concilio celebrado en Saint Gilles en 1092 declaraba que "Tarragona era, desde tiempos antiguos, la más noble de las metrópolis hispanas".


Los reyes francos, los papas y sobre todo los futuros catalanes, los condes de Barcelona, (incluidos los que serían reyes de Aragón) y los grandes cronistas de Cataluña tuvieron siempre clara la Hispanidad de las tierras y de los habitantes de Cataluña. No tenemos más que leer sus testimonios.


El mito, fábula y embuste del "Milenio de Cataluña" y todo el tinglado montado por nacionalistas. Cataluña no sólo no nació en el siglo X sino que ni el nombre existía. Se están inventando una Historia de Cataluña que será el hazmerreír de las generaciones venideras. Pero como tienen en sus manos todos los poderes, el pueblo recibe todas sus mentiras como realidades que han de admitir.


Castilla y Cataluña. Dónde se cimienta la grandeza de Castilla. ¡Muy importante!: en Castilla no cuaja el feudalismo, en Cataluña, sí. Con Jaime i , dejará de ser feudal.

Los cátaros culpables indirectos de la pérdida del Rosellón que era español desde el reinado de los visigodos. ¡Seis siglos y medio! Y concluía el sueño de un reino catalano-aragonés-occitano iniciado un siglo antes.


IV) - EL ONCE DE SEPTIEMBRE DIADA CATALANA. Creen celebrar, una batalla contra España (por cierto, batalla perdida, como todas...)

El edicto de nueva Planta y el resurgir de Cataluña. El "once de septiembre" y ¡el summum de la manipulación de la Historia por los catalanistas! Lo que sería el origen de la prosperidad y despegue de Cataluña tras tres siglos de decadencia, presentado como el punto de partida de la "opresión sobre Cataluña".

a)Los catalanes se levantaron en armas en nombre de España para defender la libertad de todos los españoles.

b)No hubo enfrentamiento entre regiones.

c)No hubo el menor asomo de cantonalismo, ni intento de segregación de ningún género.

d)Ningún ejército español (o castellano) tomó Barcelona.

e)Los vencedores no intentaron destruir una supuesta “identidad nacional catalana”.

f)No se prohibió la lengua catalana.

g)No despertó la menor reacción “nacional” catalana como respuesta a una inexistente agresión españolista.

e)Supuso el fin de una estructura estatal arcaica y el inicio del despegue económico de Cataluña.

h)No convirtió en mártir a nadie.
Este link es interesante al respecto: http://familiaff.wordpress.com/2007/09/11/%C2%BFpor-que-no-nos-cuentan-la-verdad/

V) - LE SENYERA CUATRIBARRADA ES CATALANA.

Falso.

La bandera ("la senyera"), el escudo cuatribarrado. Origen de ambos. ¡Más fábulas, más mitos, más embustes de los catalanistas! Los investigadores serios, hoy en día, están de acuerdo en que la historia que cuentan los nacionalistas catalanes sobre el origen de la bandera cuatribarrada -la conocida historia del Rey Carlos el Calvo marcando con sus dedos ensangrentados las barras en el escudo del conde Wifredo el Velloso- es una patraña, y que el verdadero origen de las cuatro barras es totalmente distinto y, además, no está en Cataluña sino en Aragón.

VI) - JAIME I FUE UN REY CATALAN.

Falso.

Y hace años que la manipulación y la falta de rigor que ha llevado a muchas editoriales catalanas o residentes en Cataluña a modificar y falsear la Historia, en general y en libros escolares en particular. Hablando, entre otras lindezas del rey de Cataluña, ser fantástico e inanimado que podría formar parte de la saga de Dysney sino fuera algo tan peligroso para transmitir a las nuevas generaciones, que lo aprenden como verdad absoluta. Nunca hubo un rey de Cataluña, es como hablar hoy del rey Bush, le podrán llamar como quieran pero es un presidente, de igual modo Cataluña nunca tuvo un rey pues era un condado y como tal tuvo Condes.

Si se aportan premisas falsas, el resultado no puede ser la verdad. Por ello todo historiador ha de ceñirse sin equívoco alguno a aportar hechos ciertos si después la historia ha de ser exacta y verdadera.

Cuando se narra la historia de la conquista de Valencia es necesario citar a los pueblos de la Corona de Aragón que capitanearon y fueron el alma de la citada reconquista. Pero al hablar de Aragón y Cataluña, la gente mentalmente piensa que entonces eran lo que son hoy ambas regiones, es decir, Aragón las tres provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel, y Cataluña las cuatro que hoy la conforman. Si ponemos esa premisa, nos saldrá la historia falsa, porque en el año 1238 Aragón no era lo que hoy es, sino más, y Cataluña no era lo que hoy conocemos, sino mucho menos.

Así, Ramón Berenguer se titulaba príncipe de Aragón, marqués de Lérida, marqués de Tortosa y conde de Barcelona. Y siendo esos títulos de marqués de mayor categoría que el de conde, quedaba ya imposibilitado que estuvieran sometidas al condado de Barcelona; porque ésto en la Edad Media era tan riguroso como hoy es en el ejército, donde un capitán no puede estar sometido a las órdenes de un simple cabo.

Y así estaban integradas en el Reino de Aragón, sin discusión, cuando Valencia fue conquistada, por lo que las gentes que vinieron de Lérida y de Tortosa a conquistar Valencia y quedarse luego repoblándola, ni eran catalanes ni podían serlo jamás, sino aragoneses, por pertenecer al Reino de Aragón. Tan aragoneses como los que vinieron de Jaca, de Huesca, de Daroca o de la misma Zaragoza.

__________
Después de conocer tan bien a los catalanes, tras convivir con ellos, he comprobado con sorpresa que ni son más altos o rubios, ni más feos, ni más trabajadores, ni tampoco más ni menos dignos de nada especial que no merezcan otros.

Si no fuera porque la inmensa mayoría de los catalanes son personas decentes, una gran parte nada nacionalistas, y muchos menos independentistas extremistas, serían merecedores de muchos portazos en las narices.

Mientras tanto, unos cuantos, merced a la tremenda presión de la administración local nacionalista, el gran poder de los medios de comunicación convenientemente dotados, y la infamia constante de los nacionalistas adoctrinados, seguimos teniendo que aguantar tantas falsedades y afrentas a diario.

Verlo para creerlo.

El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.
Albert Einstein

http://www.periodistadigital.com/foros/viewtopic.php?p=305211&sid=3aa325ac82f6350fa12b37b06210bd3c

2 comentarios:

Esveritate dijo...

Se puede decir más alto, pero imposible decirlo más claro.

Sabes que comparto esta opinión al cien por cien y que no existe otra realidad ni historia, solo existe la que terminas de redactar.

Cataluña nunca existió como reino, como tampoco tuvo su propia lengua. Dos cuestiones que quieren hacer tragar a los demás a fuerza de adoctrinamiento, pero que jamás lo conseguiran.

La llamda lengua catalana proviene del alto Aragón. El único reino era el de Aragón y a Valencia fue Jaime I quién le concedió el título de reino y la lengua valenciana proviene de los que reconquistaron Valencia.

Por lo tanto, Aragón fue un reino, Valencia fue a partir de la concesión otro reino con su propia bandera que también le concedió Jaime I y con su propia lengua aportada por los conquistadores.

Cataluña jamás fue nada de lo que intentan vender, porque nunca a sido reino y nunca a tenido su propia lengua.

Esta es la pura realidad, mal que les pese a muchos nacionalistas. Pero la historia está escrita y nunca puede ser cambiada.

Un abrazo

BOIRA_A dijo...

Asi es Esveritate lo triste lo lamentable es que en valencia tuvistes el mejor Mediavalista el Profesor Antonio Ubieto y los pancatalanista como tiraba sus tesis por tierra lo amenzaron de muerte y tuvo que salir de valencia
Es una lastima que Valencia que despues de su reconquista por el peor rey que ha tenido la Corona Aragonesa, aunque muy bueno para valencia Jaime I, ha tenido una gran historia deje que los pancatalanista se la apropien
Auxias Max que era valenciano, fue quien reunifico la Lengua Catalana y logicam,ente lo hizo desde su lengua materna la valenciana, que a su vez era una mezcla de la de los mozarabes y de los conquistadores , que despues d muchas peleas tiras y aflojas quien de verdad estuvo con el maldito Jaime I fueron los aragoneses, porque los de Barcelona lo dejaron mas solo que la una

Pero asi se escribe la historia.

Que distintos Alfonso I y su sobrino nieto Jaime I, espero que este ardiendo en los infiernos

Blog Hispanico

Enlance a Directorio maestro

Directorio de blog de España

Directorio de blogs en España